Avisar de contenido inadecuado

Al ser madre

{
}

 

AL SER MADRE

 

Quizás fue algo inimaginado, cuando lo percate ya sentía dentro de mí esos latidos fuertes, decidiéndose a todo: a vencer a la vida misma.

Poco a poco fui sintiendo sus movimientos inquietantes, con carácter... ese era él, el bebito que aun no tenia forma en mi mente y que no tenia un nombre de pila.

Y de pronto lo vi,

con su mirada llena de ternura, con esa sonrisa frágil, tan necesitada de mi y yo tan necesitada de su amor.

Ahora que estamos juntos vamos descubriendo tantas cosas: secretos, misterios, de lo que solo las madres podían saber. Lo entiendo, ahora comprendo el temor, la angustia, el sufrimiento al verte enfermo, al no estar juntos o al verte caer...

Te quiero hijo

porque cuando esbozas esa sonrisa coqueta me conquistas, cuando dices: Mamá... me rompe el corazón y me haces sentir viva. Por ser tu quien pide los brazos buscando cobijo, por pedir un beso, por buscar una mirada, por buscar una canción de arrullo.

¡Que feliz me haces! No cambiaría este momento que estoy viviendo por nada del mundo, y aunque halla sufrido antes de que tu llegaras, ese sufrimiento se termino cuando te vi nacer. Trajiste entre tus manos tantos sueños de los que seré participe y testigo; me convertiré en mago, en payaso, en muñeco parlanchín y tu siempre sonreirás.

Quien pudiera imaginar que de la noche a la mañana y sin poner condiciones se podía llegar a querer a alguien eternamente aunque cometa errores, eso solo se puede hacer por un hijo, porque no se desea verlo sufrir

Si no verlo sonreír por siempre ante los momentos buenos y malos...

Gracias a la vida que te tengo, gracias hijo, por dejarme ser tu mamá.

 Autor: Maru Buelna

 

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Al ser madre

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.