Avisar de contenido inadecuado

Carta de un recluso a Dios

{
}


Señor:


Muchos ignoran o no entienden lo que es “una vida” en la cárcel.
Se sufre en silencio, se llora en las noches, se grita desde adentro…
Se trata de ser fuerte.
Algunas personas critican, otras mal juzgan. Yo lo que espero es que se haga justicia.
La sociedad ignora esta parte de la vida; en donde un juez es quien decide tu futuro
Otorgando sentencias que en ocasiones no se merecen.
Te pido Señor: dame fuerzas, quiero creer que en verdad el bien vence contra el mal.
Eso siempre creí; no me hagas ver el mundo de otra manera.
¿Qué esperas de mi?, esta inestabilidad me está matando.
Los días aquí son cada vez más largos…
¡Apiádate de mí!, ya me siento débil. No pensé que este juicio fuera tan largo.
Quizás pase la peor de las Navidades
Sin que mi familia esté conmigo y yo son ellos.
Sólo un regalo te pido: ¡Haz un milagro!.
“Un milagro de Navidad”.

{
}
{
}

Deja tu comentario Carta de un recluso a Dios

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.