Avisar de contenido inadecuado

Cuento: El cuidador del inmueble

{
}

 

 

 

 

 

Cuento

EL CUIDADOR DEL INMUEBLE

 

            Hace aproximadamente 6 meses que llegue a la ciudad de México, todo parecía normal y nadie comentaba sobre sucesos extraños que ocurrieran en la casa de mis abuelos (lugar en donde me encuentro viviendo actualmente), pero hace como en mes... han pasado situaciones extrañas.

 

            Primero fue con la televisión. Comenta mi mamà que se subía el volumen sin explicación, después: alguien jugueteaba con ella; le soplaban la cara en cualquier lugar que estuviera. Primero pensó que la querían atacar, pero cuando se lo hicieron por segunda ocasión llego a la conclusión que este ente solo quería su atención (aunque sí le dio cierto temor).

 

            Al comentar lo sucedido mis tías nos contaron sobre el fantasma que habita en la casa y que no todos han podido ver; solo mi abuelo, un primo, mi papà y mi mamà.

            Mi papá al pasar por el pasillo, vio a un hombre que se encontraba observando a mi hermanito de tan solo 6 meses y mi primo veía como se aparecía un señor en la puerta de la recamara. También mi abuelo lo ha visto caminando por afuera de la casa

 

            Debido a esto me di a la tarea de investigar quien podría ser esta persona, por eso le pregunte a mi tío (el mayor de los hermanos de mi padre) para ver que información podía sacar. Me dijo que si sabe de este fantasma pero que solo se aparece en la noche y en un cuarto solo, pero... a mi mamà se le ha aparecido en el día y cuando ve pasar su sombra el bebe se pone inquieto. ¡Mmm! Requería de mas información, así que fui con la persona que lleva mas tiempo viviendo en el inmueble, su nombre: Conchita de 87 años.

           

            Ella me contó que en el año de 1912 fue inaugurado el edificio ubicado en la calle de Rosas Moreno numero 120 en la Colonia San Rafael, el cual consta de 8 departamentos: 4 exteriores y 4 interiores.

            En el año de 1951 dicho edificio contaba con una pequeña accesoria, la cual habitaba una persona que cuidaba dicho inmueble. También había cuatro cuartos de servicio en la azotea que correspondía a los departamentos exteriores.

            En el año de 1990 se vendió dicho edificio a personas particulares. Debido al desnivel del subsuelo se tuvieron que tirar los cuartos de servicio para aligerar el peso. No permitieron mover la herrería por considerarse de muy buena calidad, ya que dicho inmueble esta considerado monumento colonial.

 

            La señora Conchita dijo que la persona que cuidaba el inmueble era una persona amable pero que no sabe muy bien como murió. Yo pienso que esa persona se aparece porque quiere que recemos por él para que su alma pueda descansar. Quizás su muerte fue trágica, no lo sé, pero lo que sí sé, que es precisamente en un lugar donde más se siente su presencia que es en la sala del departamento. Y aunque todavía tengo muchas dudas sobre esta persona como: quien era, como era físicamente o si podré pedir por ella aunque no sepa su nombre, sé que el aun esta presente y que es el cuidador de mi casa aunque alguna vez parezca ser mas bien el asustador.

Autor: Maru Buelna

{
}
{
}

Deja tu comentario Cuento: El cuidador del inmueble

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.