Avisar de contenido inadecuado

Delirando: Maru Buelna

{
}

Y aquì estoy: entre estas cuatro paredes todo el dìa; limpiando sin nada màs que hacer. La comida temprano, de nuevo la cena... pero esta vez dejo el cùmulo de platos en el fregadero. Me dirijo a mi habitaciòn sin prender en ese momento el televisor; contemplo que en esa pantalla se logran percibir unas imagenes borrosas. podrìa ser la sombra de la persiana o del closet, pero luego son difusas... considero que tambièn podrìan tratarse de un ente atrapado dentro de esa caja. Empiezo a tener miedo a pesar de que es aùn temprano; mi cuerpo se empieza a erizar, mis palpitaciones son màs prolongadas y mi respiraciòn se va cortando poco a poco. Permanezco inmòvil, puedo escuchar el sonido del viento que mueve las persianas y estremezco en ese momento: alguna fuerza sobre humana està en este cuarto. Puedo ver su imagen fija en el televisor y ahora sentirlo moviendo las persianas. O probablemente se trate de un psicòpata asesino que entro sin que me diera cuenta hasta mi cuarto y moviò las cortinas plegadizas para que lentamente me diera cuenta de su presencia, y asì: torturarme. Podrìa matarme, pero no encuentro la razòn del por què lo harìa. Siento un mareo indescriptible, los oidos se empiezan a tapar, el calor recorre mi cuerpo. No he bebido, fumado o tomado alguna sustancia extraña para sentirme de ese modo. Prefiero recostarme, probablemente este miedo se deba a lo cansada que me siento... De pronto me quedo profundamente dormida boca arriba no se por cuanto tiempo. Empiezo a escuchar las conversaciones de los demàs: Mariana grita, Sebastian canta, mientras corretean por toda la casa abriendo y cerrando las puertas. Percibo como Rubèn entra a la habitaciòn o bien... podrìa tratarse de un sueño. Me habla despacio y rio, mi ritmo de risa va siendo màs escandalosa, de burlona se va a siniestra. Luego la siento dentro de mi: en mi consiencia, hasta que aturde mis oidos. Deseo levantarme pero no puedo, algo me impide movilizarme, no puedo hablar, estoy despierta pero mi cuerpo no, no responde... ¿acaso estoy muerta? ¡porque no viene alguien a despertarme! mi respiraciòn es lenta, quizàs hasta mis latidos dejaron de escucharse. No entiendo lo que pasa, es desesperante. Estoy a la vez: donde estan los demàs. ¿Acaso salì de mi cuerpo? No se si estoy viva o muerta. Dìganme porque estoy empezando a vivir en el delirio.

{
}
{
}

Deja tu comentario Delirando: Maru Buelna

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.