Avisar de contenido inadecuado

Cuento Corto en El blog de marubuelna

22/09/2013

Carta de una esposa a un recluso "las llamadas"

POR: MARU BUELNA

¿Porqué le haces esto a una mujer que te ama?. No te conmueves ante mi sufrimiento, ante las horas del día que pasé pensando en tí. Olvidaste de pronto los detalles, mis ¡te amos!. Y fingiste hábilmente un amor que no existió.

Sé que para tí terminaré siempre en segundo plano, tu familia siempre va a estar por encima de la nuestra. ¿Y no te...

12/09/2013

Cuento: ¡Qué vivan los niños héroes!

AUTOR: MARU BUELNA

Otro día más… las calles están cerradas, las personas caminan muchas horas por las principales avenidas de la ciudad reclamando sobre: La Reforma Energética, la Reforma Educativa y no se cuántas cosas más. Los automovilistas están molestos porque tienen que buscar por donde irse para llegar a tiempo a su trabajo. ¡La ciudad es un caos!. Yo no se...

3/03/2010

Moribunda: Autor desconocido

Siempre hay que sacarlo todo; desde el fondo para afuera. Espero algún día realmente poder respirar, vagar entre el aire y sentirlo circulando dentro de mí. No sé cómo empezó; antes de darme cuenta ya era mi realidad. Impregnado en mis suspiros, acompañándome tras cada despertar, robándome pedacitos de alma. Quizá era cuando más sola me sentía que volteaba y lo aceptaba como mi compañía, mi...

13/10/2009

Totalmente aburrida: Maru Buelna

Aquì me encuentro hoy, postrada en esta mullida cama mientras sigo escuchando el aguacero. No puedo salir, las calles se encuentran inundadas y este silencio que hay en la casa me està poniendo histèrica.

Tomo un libro del baùl. Ahì los tengo guardados, en un baùl que perteneciò a mis abuelos y que me encanta. De todas mis pertenencias, es lo que màs aprecio no por su valor, sino por lo que...

12/10/2009

En la esquina de la cama: Maru Buelna (leyenda urbana)

Quien sabe por que razòn siempre me he visto metida en estos asuntos de miedo, o no recuerdo desde cuando empezò esto en mi vida porque cuando vivìa mi hermana en casa a ella siempre le pasaban cosas que la espantaban.

Mi hermana es cuatro años mayor que yo y  cuando era mas pequeña dormìamos en la misma habitaciòn. Ella siempre me contaba cuentos en la noche, pero le ganaba en sueño.  Yo...

12/10/2009

La mujer de la mecedora: Maru Buelna (leyenda urbana)

La casa de mi abuela era muy antigua, fueron de las primeras casas que se construyeron en el municipio de Cajeme, estaba ubicada por la Zacatecas y Yaqui. Ella vivìa sola desde que muriò mi abuelo y se casaron todos sus hijos. De vez en cuando sus nietos ibamos a dormir,  pero no nos agradaba mucho; la casa nos daba un poco de miedo.

Siempre estaba muy frìa, era silenciosa, oscura... habìa...

12/10/2009

La voz del auricular: Maru Buelna (leyenda urbana)

Cèsar, un amigo de la infancia... me prestò en una ocasiòn un casett (que en esos tiempos estaba de moda) de un grupo llamado "Los àngeles del infierno" porque decìa que ahì venìa una canciòn que me quedaba.

Nadia, Yesenia y yo nos encontrabamos en la cocina de mi casa para poner la grabadora y escuchar la canciòn a la que se referìa mi amigo. Pero al ver Nadia que ahì habìa una canciòn que...

12/10/2009

La ultima noche de las gemelas rubias: Ivonne (leyenda urbana)

"La última noche de las gemelas rubias"

Había una pareja que era muy feliz, cuando la mujer se embarazó la alegría fue doble porque iba a tener niñas gemelas. Al nacer, las bebés eran adorables y les pusieron como nombres Violeta y Verónica. Como es obvio, las gemelas eran físicamente como 2 gotas de agua, pero de carácter no podían ser más desiguales: Violeta era perfecta, alegre, cariñosa,...

12/10/2009

La muerta del colectivo: Panchoix (leyenda urbana)

Hace tan sólo un par años, un viejo colectivero volvía la terminal de ómnibus luego de un largo y cansador día de trabajo. Llovía fuertemente y la visibilidad del camino era casi nula. Luego de unas horas de camino, llegó al primer semáforo(su trayecto era por un camino de tierra en zonas rurales y luego volvía a la ciudad). Como quería llegar rápido a su casa, no lo respetó y siguió de largo,...

12/10/2009

El diablo y sus añicos de Hans Christian Andersen

 Cierto día un duende malo, el peor de todos, puesto que era el diablo, estaba muy contento porque había preparado un espejo que tenía la propiedad de que todo lo bueno, bonito y noble que en él se reflejaba desaparecía, y todo lo malo, feo e innoble aumentaba y se distinguía mejor que antes. Hans Christian Andersen ¡Qué diablura malvada! Los paisajes más hermosos, al reflejarse en el espejo,...