Avisar de contenido inadecuado

Cuento Corto en El blog de marubuelna

12/10/2009

El diablo y sus añicos de Hans Christian Andersen

 Cierto día un duende malo, el peor de todos, puesto que era el diablo, estaba muy contento porque había preparado un espejo que tenía la propiedad de que todo lo bueno, bonito y noble que en él se reflejaba desaparecía, y todo lo malo, feo e innoble aumentaba y se distinguía mejor que antes. Hans Christian Andersen ¡Qué diablura malvada! Los paisajes más hermosos, al reflejarse en el espejo,...