Avisar de contenido inadecuado

Moraleja en El blog de marubuelna

27/03/2009

Cuento japones. autor: desconocido

Había una vez un viejo carbonero que vivía con su esposa, que era también viejísima.El viejo se llamaba Yoshiba, y su esposa se llamaba Fumi. Los dos vivían en la isla sagrada de Mija Jivora, donde nadie tiene derecho a morir. Cuando una persona enfermaba lo mandaban a la isla vecina, y si por casualidad moría alguien sin síntomas, enviaban el cadáver a toda prisa a la otra ribera.La isla, la...