Avisar de contenido inadecuado

Reflexion en El blog de marubuelna

23/03/2009

Depende de la forma

 

 

Un Sultán soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un Sabio para que interpretase su sueño. - ¡Qué desgracia Mi Señor! - exclamó el Sabio - Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad. - ¡Qué insolencia! - gritó el Sultán enfurecido - ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí! Llamó a su guardia y ordenó...

22/03/2009

UNA SONRISA ANTE LA ADVERSIDAD: Maru Buelna

  

UNA SONRISA ANTE LA ADVERSIDAD

 

Que difícil es abrir los sentimientos cuando estos pueden herirte, conocemos a la persona en lo externo pero muchas veces no nos interesamos en conocerla por dentro.

Cuando estamos a solas podemos pensar en nosotros y analizar nuestra vida y vemos como cambiamos con las experiencias buenas o malas que hayamos tenido.

Pero en realidad, ¿cuáles son las...

22/03/2009

LA PREGUNTA DE UN ANGEL: Maru Buelna

 

LA PREGUNTA DE UN ANGEL

 

Señor, ¿qué sucede ahí abajo?

Miro personas sin brazos

Niños llorando,

Explosiones por todos lados

¿por qué se quieren matar?.

Vi como ese pobre anciano

Escribia entre lineas:

No queremos una tercera guerra mundial

Y esos chiquillos llevaban carteles

Que decian: queremos un mundo con paz.

Señor: ¿qué sucede con esos hombres?

Su mirada llena de...

17/03/2009

La edad del abuelo

La edad del abueloUna tarde un nieto charlaba con su abuelo sobre los acontecimientos actuales. Entonces, de repente, él preguntó: -¿Qué edad tienes abuelo? El abuelo respondió: - Bueno, déjame pensar un momento... Nací antes de la televisión, las vacunas contra la polio, las comidas congeladas, la fotocopiadora, los lentes de contacto y la píldora anticonceptiva. No existían los radares, las...

16/03/2009

No desistas

NO DESISTAS Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir, cuando ofrezca tu camino solo cuestas que subir, cuando tengas poco haber pero mucho que pagar, y precises sonreír aun teniendo que llorar, cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir, descansar acaso debes ¡pero nunca desistas! Tras las sombras de la duda ya plateadas, ya sombrías, pude bien surgir el triunfo no el fracaso...