Avisar de contenido inadecuado

HECHICERÍA

{
}

HECHICERÍA
AUTOR: MARU BUELNA
La escena se desarrolla en una recámara. En el escenario hay un librero y una silla. (LADO DERECHO).
ENTRA MÚSICA DE FONDO (MAGIA)
CUADRO I ENLA HABITACIÓN
NARRADOR: Hay cuentos, que no son cuentos, o bien, hay cuentos tradicionales que si los analizamos caen en lo absurdo. Para variar, nuestro cuento también se desarrolla en el bosque pero… no hay princesas ni príncipe azul. Tampoco empieza con: había una vez… Esto sólo sucedió así.
Aparece una niña, toma un libro y se sienta.
KIKA: (Grita). Mamá, ¿me lees un cuento?.
La mamá no aparece en cuadro, solamente se escucha su voz.
MAMÁ: (angustiada) Hija, aquí adentro del libro, no lo cierres.
KIKA: (Observa asustada el libro ya abierto y grita mientras lo avienta) ¡Ahhhh!
MAMÁ: (Se escucha la madre como grita). Kika, nooooo….
KIKA: (Corre a levantar el libro). Madre, ¿te has hecho daño?
MAMÁ: No, como crees. Claro que me he hecho daño, ¿no ves como me lanzaste? ¡cuál pelota de beisbol!.
KIKA: (Viendo el libro). Perdón mami, pero me asusta que estés dentro de ese cuento.
MAMÁ: A mí también me asusta; hay brujas, duendes, ogros, fantasmas y ¡suegras maléficas!. Mira, tengo una idea. Ve hojeando el libro para que me vayas cuidando y yo trataré de salir de aquí. Iré hacia esa casita de chocolate.
KIKA: Mamá, recuerda que no puedes comer nada de ahí, tratarán de engordarte para comerte. ¡Cuidado!. (Le dice al público). Demasiado tarde, no pudo resistirse a saborear esos deliciosos chocolates que estaban en la puerta. (Sale de cuadro).
MÚSICA DE FONDO
CUADRO II EN EL BOSQUE
El escenario es en el bosque, hay una casa que parece tener dulces.
NARRADOR: La mamá llegó a: la casa de chocolate, sí, aquella del tradicional cuento de Hanzel y Gretel. Como ustedes recordarán había muchos dulces por todos lados y ahí llegó la mamá de Kika. Quien, aquí entre nos… (secreto) era muy golosa.
Aparece la mamá y toca a la puerta.
SONIDO DE QUE TOCAN A LA PUERTA Y DESPUÉS DE QUE LA ABREN.
Aparece la anciana abriendo la puerta.
ANCIANA: ¿Qué se le ofrece?.
MAMÁ: Mire señora, veo que tiene muchos dulces en su casa, eso me dice que usted se dedica a la fabricación de estos.
ANCIANA: Exacto.
MAMÁ: Entonces me pregunto, ¿Cuenta con algún permiso para venderlos?. Soy de Hacienda y veo que tiene un negocio el cual no ha dado de alta, eso puede ser muy grave. Pero, podemos llegar a algún tipo de arreglo para evitar la multa. ¿Qué le parece si me deja llevarme algunos de estos dulces?. Prometo no decir nada.
Se escucha la voz de la niña a lo lejos.
KIKA: Mamá, ¿para qué quieres los dulces?. Bueno, no importa, no olvides traerme bombones, gomitas y de esos dulces que están en la ventana.
ANCIANA. ¿Escuchó?, se oyó como la voz de una niña.
MAMÁ: No, no escuché. Ha de ser su conciencia por tener dulces sin declararlos en Hacienda. Me retiro, que pase un buen día.
CUADRO EXTRA: LA PASTORCITA MENTIROSA
NARRADOR: La mamá aprovechó la visita a la casa de la bruja, del cuento de Hanzel y Gretel para llevar su itacate. No sabía si duraría días o quizás meses para poder volver a su realidad. Mientras tanto, se tomaba selfies en los diferentes paisajes que encontraba antes de toparse con la pastorcita mentirosa.
(La mamá saca la cámara y se toma algunas fotos)
MÚSICA DIANA DE ONE DIRECTION
MAMÁ: Bien, seguiré mi camino. Aprovecharé que aún es de día, entre más me apure más rápido saldré de aquí. (Le a la pastorcita mentirosa) ¡Qué bien!, estoy de suerte, espero que esa niña me pueda ayudar. (Se dirige a la niña). Hola niña, estoy perdida, ¿podrías ayudarme?.
PASTORCITA: ¡Por supuesto!, ¿qué se le ofrece?.
MAMÁ: La verdad no sé cómo llegué aquí y explicártelo es muy difícil, no lo entenderías.
PASTORCITA: ¿Tan tonta me ve?.
MAMÁ: Disculpa, no es eso. Bueno. En la mañana yo estaba en casa, muy contenta, andaba sacudiendo. Traía mi mandil, mis pantuflas y mi cabello recogido. Fui al librero y se abrió el libro de cuentos de mi hija Kika. Y ¡Pum! No sé qué pasó que quedé dentro de este.
PASTORCITA: (Se le queda viendo muy incrédula). ¡Aja! (La tira de loca y le sigue la corriente). Lo bueno es que llegó aquí sin esas fachas que dice. No se preocupe (Señala a los niños que está loca y la toma del hombro mientras camina con ella, la mamá se da cuenta).
MAMÁ: (Canta) No estoy loca, sólo estoy: desesperada. (Imita a Gloria Trevi)
PASTORCITA: ¿Cree que alguien le pueda creer esa “¿imaginativa historia?.” Si hicieran una competencia de mentiras usted me ganaría.
MAMÁ: No es mentira… (desesperada)
PASTORCITA: Mire señora, aquí todos las personas son muy desconfiadas, quien sabe porque no creen nada (mueve sus ojos a ambos lados). Pero ya se con quien la puedo llevar. ¡Sígame!.
ENTRA MÚSICA RASTROS DE MENTIRAS
(Se suben al escenario, toma una silla, la pone enfrente y la sienta mientras ella toma un micrófono).
PASTORCITA: (Dirigiéndose al público) El día de hoy hablaremos del tema: Rastros de mentiras. Aquí nos encontramos con.... (voltea a ver a la mamá) ¿cómo dice que se llama?.
(La mamá se levanta indignada y sale enojada de cuadro mientras la pastorcita incita al público para que grite: fuera, fuera… luego sale de cuadro).
NARRADOR: La mamá siguió su camino pero hacía mucho calor y el trayecto era muy largo. Pasó por la casa de los 7 enanitos, por la casa de Sherk, por la de Rapunzel y cuando menos se lo imaginó se topó de pronto con la mismísima: caperucita roja.
MAMÁ: ¡Muero de hambre!. Pero… ¿quién viene ahí?. ¡Oh!, es caperucita roja. De seguro trae en su canasta los alimentos que le lleva a su abuelita. Hola niña, veo que traes comida (inspecciona la canasta) y sé que es para tu abuelita.
CAPERUCITA: Así es Señora, pero aún falta mucho para llegar a su casa.
MAMÁ: No sé como dejan que una niña ande sola por el bosque con todos los peligros que hay. Además un lobo te va a estar esperando en la casa de tu abuelita fingiendo ser ella y tratará de comerte. ¡No es de Dios!. Mira pequeña, te acompañaré yo me sé muy bien el cuento del cual eres la protagonista. No te cobraré pero puedes compartirme un poco de tu comida y yo te compartiré de estos dulces que traigo.
CAPERUCITA: ¿Dulces?, por supuesto. (Intercambia los dulces, comen en el camino y siguen caminando hasta llegar a casa de la abuela).
ENTRA MÚSICA ABUELITO DIME TU
CAPERUCITA: (Al llegar a la casa de la abuelita) Aquí es.
La mamá toma una escoba que se encontraba a la entrada de la casa y toca la puerta, esconde la escoba detrás de ella mientras que caperucita se esconde. SONIDO DE PUERTA TOCAR Y ABRIR
LOBO: Pero… caperucita, ¡cómo has crecido!
MAMÁ: ¿Y la abuela?
LOBO: (se rasca la cabeza extrañado) ¿Cómo?, mijita, yo soy tu abuela.
MAMÁ: ¿Pensaste que nos ibas a engañar?, lobo malo. (la mamá golpeaba al lobo con la escoba). Uchale para su casa.
LOBO: Au, au, au (mientras se soba los golpes). ¿Qué no me vas a preguntar qué porqué tengo unos ojos tan grandes y todo eso?.
MAMÁ: (Amenaza con la escoba).
LOBO: Está bien, ya entendí. (llora como el chavo y sale de cuadro).
MAMÁ: Caperucita, abre el armario, ahí está tu abuelita.
CAPERUCITA: ¡Abuelita!. (la abuelita sale a cuadro)
ABUELITA: Gracias a Dios que llegaste mijita y que el lobo no pudo hacerte nada. ¿Quién es esta señora?.
CAPERUCITA: No lo sé, dijo que me cuidaría para que no me pasara nada.
ABUELITA: Gracias señora, pero siéntense a comer algo. Les prepararé un chocolatito caliente.
Entra de nuevo el lobo a cuadro, se asoma a la ventana, todos están en el comedor y él entra a la casa.
LOBO: ¿Chocolatito?. Este…. ¿Puedo quedarme yo también?. Es que… nadie se resiste al chocolate de la abuelita.
ABUELITA: Lobo malo, ¿después de que nos querías comer te quieres quedar a.. comer?.
LOBO: No es mi culpa abue, pero aquí en el bosque no hay nada que pueda comer. El único OXXO que queda cerca queda como a 10 mil kilómetros de aquí.
CAPERUCITA: Abuelita, deja que el lobo se quede. Míralo, pobrecito. (el lobo pone cara de niño bueno).
ABUELITA: Esta bien, está bien.
MAMÁ: Además si se quiere pasar de listo, aquí estoy yo: la súper mamá (agarra la escoba).
Todos se sientan mientras la abuelita trae las tazas con el chocolate y unos panecillos. Al terminar…
MAMÁ: Gracias por el chocolate, estuvo delicioso. Me retiro, aun me falta mucho camino que recorrer, no deje salir a su nieta, ya es tarde para que ande sola por el bosque. Me llevo al lobo para asegurarme que no correrán peligro.
ABUELITA: No se preocupe, esta noche caperucita se quedará conmigo.
CAPERUCITA: Gracias señora, pero tenga mucho cuidado con el lobo.
MAMÁ: (Se ríe) más bien el lobo tendrá que tener cuidado de mi. (le dice al lobo) Anda, ayúdame con mi bolsa y estos dulces que traigo. Vamos a ver qué tan caballeroso eres.
La mamá se retira junto con el lobo y sigue su camino, de pronto escucha la voz de su hija. (Esta no aparece a cuadro)
SONIDO DE PASOS ENTRE HOJAS SECAS
KIKA: Mamá, ¿te encuentras bien?.
MAMÁ: Si hija, estoy bien. (dice mientras voltea hacia todos lados).
MÚSICA DE SUSPENSO.
El lobo observa asustado a la mamá, deja las cosas en el suelo, grita asustado y sale corriendo.
LOBO: (Tira la bolsa al suelo) Mamaaaaa…. (le tiemblan las piernas) Más vale decir: aquí corrió que aquí murió. (sale corriendo). Aaaaaaaaaahhhh…. (sale de cuadro).
ENTRA MÚSICA EFECTO CORRER
CUADRO III ENCUENTRO CON PULGARCITA
NARRADOR: El lobo no resultó tan valiente como parecía, dejó a la mamá de Kika sola en el bosque en esa noche fría y tenebrosa. En donde las ramas de los árboles parecían seres que venían del más allá.
La mamá de Kika trató de calmarse y se recostó en el prado hasta quedarse dormida. A la mañana siguiente…
SONIDO DE RONQUIDO Y GASES
Aparecen dos niñas, una de ellas va tirando migas de pan por el camino.
PULGARCITA: No te preocupes hermana, con este pan que he estado dejando, sabremos como regresar a casa.
Aparece la mamá comiéndose el pan que estaba tirado.
NIÑA: Creo que ya no podemos contar con ese pan.
PULGARCITA: ¿Porqué lo dices?.
La niña señala hacia donde está la mamá.
PULGARCITA: ¡Señora!, ¿porqué se comió el pan?. Ahora no sabremos como regresar a casa.
MAMÁ: ¿Y se puede saber que hacen dos niñas solas en el bosque?.
Las niños avergonzadas responden
NIÑA: Mi papá nos abandonó en el bosque porque no tenía dinero.
MAMÁ: ¡Es el colmo!, ¿cómo va a abandonar a sus hijos porque no tiene dinero?. Vamos a su casa, ya me escucharán sus padres.
SONIDO DE MARCHA MILITAR
Caminan rumbo a la casa de los niños, cuando llegan tocan a la puerta. SONIDO DE PUERTA QUE TOCAN Y ABREN
Cuando llegaron, salió el padre con cara de tristeza. La mamá empezó a aplaudir:
MAMÁ: Bravo, es un perfecto actor. Puedo estar segura que se la estaba pasando de maravilla sin… sus hijas que le estorbaban. Entremos niñas.
PAPÁ: No, las niñas no pueden pasar si no traen el dinero que le robaron al ogro.
MAMÁ: ¿Robar?, ¿les enseña a sus hijas a robar?. (La madre empuja al hombre y entra junto con las niñas a la casa.) Miren, como sufría su padre. ¿Qué vemos aquí?. Pizza, refresco, ¿alitas?. ¡Vaya!, lo bueno es que se muere de hambre…
PULGARCITA: ¡cómo pudiste comer pizza sin nosotros!.
PAPÁ: Con ustedes no puedo comprar pizza, son muy glotonas y no me dejan nada.
MAMÁ: Mejor me voy antes de que me convierta en Hulk. (Sale molesta)
La madre camina desesperada y le grita a su hija quien no sale a cuadro.
MAMÁ: Kika, ¿ves alguna forma de salir de aquí?.
KIKA: No mamá, pero ahí hay una casita, pregunta quién te puede ayudar.
MAMÁ: Esta bien (resignada).
CUADRO EXTRA: Y VAMOS CON LA GATA CON BOTAS
NARRADOR: La mamá de Kika se dirigió a la casa de la gata con botas quien en esos momentos se encontraba haciendo su rutina de zumba. ¿Podría la gata con botas ayudar a Doña Juana?. Veamos…
ENTRA MÚSICA DE 20 SEGUNDOS (Sale la gata haciendo ejercicio)
GATA: Y uno y dos y tres… A bajar esas llantitas de una vez. Cuatro, cinco, ahora yo brinco.
SONIDO DE QUE TOCAN LA PUERTA
GATA: ¿Quién será?. Si busca a la gatita Pinky déjeme decirle que en estos momentos no se encuentra, deje su mensaje después del tono… pip, pip… (TOCAN A LA PUERTA)que deje su mensaje después del tono. Pip, pip… (TOCAN A LA PUERTA) Que deje su mensaje después del tonooooo…. (TOCAN A LA PUERTA)
(PINKY SE ENOJA Y ABRE LA PUERTA)
GATA: ¿Qué no fui clara?. Dije que no estoy y que dejara su mensaje.
MAMÁ: Disculpe pero… necesito que me ayude.
GATA: ¿Y con qué truco me va a salir?, ¿con que su abuelita está enferma y necesita medicinas?. ¿O que viene de San Juan de la Tiznada y no tiene como regresar a casa?.
MAMÁ: Bueno, sí necesito regresar a casa pero no sé cómo hacerlo.
GATA: ¿Qué me ve cara de google?.
MAMÁ: Es que… yo no soy de este mundo.
GATA: Ahora resulta que estoy hablando con una muerta. ¡Váyase de aquí que esta interrumpiendo mi rutina de ejercicio?.
(LA GATA EMPUJA A LA SEÑORA A LA PUERTA)
MAMÁ: (Se hinca) Por favor…
GATA: No soy Santa Pinky para que se me hinque pero le diré como le puede hacer. Como no se usar el mexibus y no creo que su tarjeta “La efectiva sea tan efectiva” para que le alcance para un transporte, le diré una forma más sencilla para salir de aquí. Primero va a la casa de la bruja y le lleva el espejo que le rompió el oso, pero antes tiene que ir con el oso para darle el pan que le robó pulgarcita, pero antes de eso tendrá que ir con el lobo para quitarle el reboso que le robó a la abuelita pero antes…
MAMÁ: Ya entendí, no me va a ayudar. ¡Gracias!. (se retira enojada).
PINKY: Bueno en vista de que me interrumpieron me iré a preparar un ricos hot cakes con una rica malteada.
ENTRA SONIDO DE TAMALES OAXAQUEÑOS
PINKY: Creo que cambiaré mi menú. (Sale de cuadro)
SONIDO AMBIENTAL. SONIDO DE TOCAR PUERTA.
CUADRO IV EN LA CASA DE LOS OSITOS
NARRADOR: La mamá estaba sumamente cansada, sedienta y con mucha hambre. Sentía que jamás volvería a estar con Kika y que nunca de los nunca podría salir de ese libro. Cabizbaja se acerco a la casa que le señaló su hija, toco a la puerta pero como nadie le abrió… ¿Pulgarcita?.
ENTRA CANCIÓN DE LA DIVA.
NARRADOR: Bueno, después de la interrupción de Pulgarcita y Pinky seguimos con nuestro cuento… la mamá de Kika llamada: Doña Juana prosiguió su camino, tomándose una y mil selfies en el bosque cuando llegó a la casa de los tres ositos. Tocó y tocó pero como nadie le abrió decidió entrar.
SONIDO DE TOCAR PUERTA
La mamá entró y se acercó a la mesa. Iba a tomar algo de un plato cuando aparece el oso.
OSO: ¡Oh no!, no lo volverás a hacer. (decía el oso mientras golpeaba las manos de la mamá sin voltearla a ver).
MAMÁ: Disculpe, solamente estoy buscando quien me pueda ayudar a regresar a casa.
OSO: (Voltea a ver a la madre y grita asustado). ¡Ahhhh!, que rápido creciste.
MAMÁ: No, no se asuste. No soy ricitos de oro. La verdad estoy muy cansada.
OSO: (Coqueteándole a la mamá). Mi esposa no está en casa…
KIKA: Ehhhhh eitales, que estoy viendo a mi mamá. (Sin salir a cuadro).
OSO: (Asustado) ¿Quién, quien dijo eso?.
MAMÁ: (Para asustarlo). ¿Qué cosa?, no escuche nada.
OSO: Mejor váyase de aquí, no vaya a llegar mi esposa… (empuja a la madre hacia la puerta).
MAMÁ : (Sale de la casa). Kika, ¿ves alguna forma de salir de aquí?.
KIKA: Mamá, una pista, una pista. Ahí está una flecha que dirige a la casa de la bruja. Síguela.
MAMÁ: ¿Mi suegra?. No, prefiero quedarme aquí.
KIKA: Mamá, no me refiero a la abuela. Ve con la bruja del bosque.
MAMÁ: Ok, ok, la seguiré.
NARRADOR: Y así la mamá siguió la flecha pero como ya tenía demasiada hambre se empezó a comer los pocos chocolates que le quedaban en su bolsa. Por eso su hija protestó…
KIKA: No te los vayas a acabar. Mamá, ya has comido demasiados dulces, cuando regreses no voy a alcanzar ninguno.
NARRADOR: La mamá llegó a la casa de la bruja, era su única alternativa para salir de ese libro, tenía que ser muy inteligente para no caer en ninguna de sus trampas. ¿Lo lograría?...
SONIDO DE QUE TOCAN A LA PUERTA SONIDO DE SUSPENSO. (Risa maléfica y sonido de abrir puerta).
BRUJA: ¿Quién osa con tocar a la puerta?.
MAMÁ: Disculpe por molestarla a estas horas pero verá, necesito que me ayude.
BRUJA: Mmmm (decía mientras observaba a la mamá). ¿Sabe quien soy verdad?.
MAMÁ: (asustada) sí. (reacción de buena idea) por eso estoy aquí. Quiero hacer un intercambio con usted. Yo la convierto en bella y usted… usted me saca de este libro.
BRUJA: ¿Bella?. He hecho miles de hechizos y no he conseguido ponerme… ¡bella!.
MAMÁ: (Saca una bolsa de cosméticos). ¡Ah!, es que no conoce estos productos. Ya verá como la voy a dejar, que Ninel Conde ni que nada, estará mejor que el bombón asesino.
La bruja abre la puerta para que pase la mamá, esta la dirige hacia el asiento y acomoda las pinturas encima de la mesa mientras le da un pequeño espejo para que se observe.
BRUJA: No soy de hacer tratos pero haré la excepción. Si quedo como Ninel Conde o como Thalía la regresaré de vuelta a su hogar.
MAMÁ: (Angustiada). Si, ya verá. (Empieza a pintarla mientras le saca plática). Mire, esa verruga que tiene aquí está muy de moda. Con ella parece… (entusiasta) ¡Paquita la del Barrio!.
BRUJA: ¿Paquita? Y… ¿es bonita?.
MAMÁ: ¡Por supuesto!. No puedo creer que no sepa quién es Paquita la del Barrio.
BRUJA: Esta bien, déjeme como esa Paquita.
La mamá siguió pintando a la bruja cuando al fin dijo:
MAMÁ: ¡Listo!, ya está.
BRUJA: (Enojada) ¿Pero qué es esto?. No parezco esa tal Paquita… (sonríe). Más bien parezco Maribel Guardia. Seré… eternamente bella bella. (Baila la bruja junto con la mamá)
CANCIÓN ETERNAMENTE BELLA CON ALEJANDRA Y JENNI
MAMÁ. Bueno, un trato es un trato. Ahora le toca concederme mi deseo…
BRUJA: Esta bien. (toma una varita). Por los poderes de todos los animales fantásticos del bosque, por todos los oídos sucios de los ogros viejos, por el mal aliento de cenicienta al levantase, por las lagañas de Blanca Nieves y los ojos de pescado de Rapunzel… imploro a los cuatro vientos que regresen a esta señora de vuelta a su hogar.
CANCIÓN BIBIDI BABIDI BU Y RUIDO DE EXPLOSIÓN
CUADRO V DE REGRESO A CASA
NARRADOR: Y así la mamá de Kika pudo regresar a su hogar sana y salva. Se había liberado de los peligros del bosque, de esas noches frías y silenciosas. Lo único que extrañaría era la comida que disfrutó durante su encierro en ese libro. Veamos que pasó.
Aparece a cuadro Kika.
KIKA: (Camina de un lado a otro angustiada. Cuando ve a su madre la abraza). ¡Mamá!.
MAMÁ: Hija, ya estoy de regreso en casa.
KIKA: ¡Al fin!, ¿todavía traes bombones y gomitas?.
MAMÁ: No se qué te pone más contenta, si el verme de nuevo o el que te entregue tus dulces. Y con respecto a este libro: ya no lo volveremos a ver. (lo avienta).
SONIDO MAULLIDO Y OBJETOS QUE CAEN.
La mamá se asoma angustiada por la ventana, luego voltea a ver a su hija asustada…
MAMÁ: Creo que…. (alguien le grita).
X: (Enojada) ¡Doña Juaaaaanaaaaaa!.
FINALIZA CON CANCIÓN
PERSONAJES
1. NARRADOR: 
2. KIKA: 
3. MAMÁ: 
4. ANCIANA: 
5. LA PASTORCITA: 
6. CAPERUCITA:  
7. LOBO: 
8. ABUELITA: 
9. PULGARCITA: 
10. NIÑA: 
11. PAPÁ DE PULGARCITA: 
12. LA GATA CON BOTAS:
13. OSO: 
14. BRUJA: 
ESCENOGRAFÍA:
1. BANQUITO Y LIBRERO (RECÁMARA)
2. BOSQUE-CASA DEL BOSQUE
3. MESA-DESAYUNADOR
UTILERÍA: Libro de cuentos, tres tazas, bolsa, dulces, caja pizza, cosméticos, canasta, mantel, botella de refresco, espejo pequeño, panes, alitas, varita mágica, escoba, azucarera, platos, fotografía (hombre feo), tapete, dos ventanas, hojas secas, casa del bosque.

{
}
{
}

Comentarios HECHICERÍA

Deja tu comentario HECHICERÍA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.