Avisar de contenido inadecuado

LITERATURA: La literatura de onda

{
}

 

LA LITERATURA DE ONDA

 

 

Durante la segunda mitad de la década de los sesenta se difundió en México un movimiento literario llamado "la onda", formado por jóvenes que pretendían cierta ruptura con la literatura tradicional a través, sobre todo del lenguaje. Aspectos como la guerra de Vietnam, la descreencia en la autoridad, el amor como "contra eslogan" de la violencia, influenciaron, sin duda, este movimiento llamado, por algunos, de contracultura.

La mayoría de los cuentos y relatos que se atribuyeron como insertos en "la onda" tenían como protagonistas a jóvenes citadinos que incluían en su forma de expresarse el ritmo de la música pop y un gran manejo de ironía, humor y albures. También el habla de la frontera y el habla de los delincuentes de los años cuarenta fueron incorporadas a los textos de estas manifestaciones literarias. Se buscaban desarrollar un nuevo tipo de lenguaje realista que apelara mas a los sentidos que a la razón y que aludiera sin inhibiciones al erotismo, fiestas, "rolas" y formas idiomáticas del lenguaje.

Pertenecieron a esta corriente autores como José Agustín (Guadalajara, Jalisco, (1944-  ), quien en su libro Abolición de la propiedad tiene un cuento titulado, precisamente, "Cual es la onda", Gustavo Sainz (México, D.F, 1940- ) y Parmenides García Saldaña (Orizaba, Veracruz, 1944- D.F., 1982). Agustín y Sainz han cultivado, además, otros estilos.

 

 

EL PUM LITERARIO

 

Tratar de resumir el pum literario como la frase "lo naco es chido" dejaría oblicua la explicación. Perctangencialmente toda a ese movimiento literario impulsado por mi solito. (Fernando Nachon).

Ahora, el creador en la plástica mexicana de ese estilacho fue Rogelio Villarreal, también fue el quien lo nombro; por lo tanto fue quien lo creo. ¿será?.

 

El pum literario nace como una alternativa a lo que el escritor Guillermo Fadanelli llamo "Literatura basura". Este movimiento fue tapado por los hegelianos.

Los hegelianos son todos aquellos que escriben sin que nadie les entienda nada. No se debe confundir "el pum literario" con la literatura de "La onda".

Rogelio Villarreal  en su obra: "El Canario en la jaula"  metió adentro de una jaula una carta de la baraja de la lotería con la imagen de un canario. Pero lo importante fue, que no le puso un letrero afuera que dijese: "Esto no es un canario". Fue precisamente en la omisión donde el significante salió escupido a la cara de los críticos y nació el pum literario.

 

El único antecesor importante de este movimiento fue Rabelais en su obra "Gargantua y Pantagruel". Al igual que Carlos Monsivais, otro escritor del pum literario hegeliano.

 

En resumen el pum literario es "literatura basura reciclada" .

 

El autor del poemario Melodía (1975) y de los libros de cuentos El rey criollo y El callejón del blues, José Agustín recuerda que empezó a escribir desde joven, luego de regresar de un viaje a Estados Unidos. Emmanuel Carballo, señala, "leyó los cuentos que escribía, lo alentó y le borro de la cabeza el nefasto tono realista socialista que tenían algunos de los textos".

En La ruta de la Onda, " apunta que "el lenguaje de los barrios bajos es escudo y puñal; afrenta, reto, desafío a las buenas costumbres y defensa, parapeto de costumbres prohibidas. Diferencia de un mundo que vive en la aventura, de otro que niega toda posibilidad de vivirla.

 

Sobre el libro mas conocido de García Saldaña: El rey criollo (once cuentos acompañados con epígrafes de canciones de Los Rolling Stones), José Agustín dice que están bien armados "y no pretenden impactar, deslumbrar o iluminar, aunque se propone retratar y criticar a la clase media "idiota" de la ciudad de México.

 

En este libro, según la propia apreciación de Parmenides García Saldaña, "estaba la semilla de la rebelión".

José Agustín resalta que "Parmenides era perfectamente consciente de su valor y de su naturaleza contracultural. Esto le da una mística a su libro: (El rey criollo) el del rebelde empecinado en ser el mismo en una libertad encarcelada. Fue una lastima que se tragara la locura a Parmenides García Saldaña, porque habría sido fascinante ver como desarrollaba su propio mito".

 

Quizás el mismo García Saldaña le quedaría bien aquel estribillo de la canción de Los locos del ritmo: "Yo no soy un rebelde sin causa, ni tampoco un desenfrenado, yo lo único que quiero es bailar..." un rock que se extinguió hace mas de 20 años.

 

 

{
}
{
}

Comentarios LITERATURA: La literatura de onda

fuentes?
druch druch 17/02/2013 a las 21:11

Deja tu comentario LITERATURA: La literatura de onda

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.