Avisar de contenido inadecuado

Si no eres bonita no busques trabajo

{
}

 

EL PUESTO ES SOLO: PARA GENTE BONITA

Autor: Maru Buelna

 

 

Juana era de complexión gruesa, tez morena, cabello crespo y nariz ancha. Por supuesto que no era la mujer que solicitaba la mayoría de las empresas, porque a pesar de su nivel de conocimiento, lo que importaba era el físico desafortunadamente.

 

Cada vez que veía un anuncio en el periódico sobre una oferta de trabajo, iba entusiasmada vistiendo sus mejores atuendos para verse presentable. Pero cuando llegaba a la entrevista, veía a varias jovencitas esperando entrar a la entrevista. Mujeres hermosas o por lo menos mejor que ella, así que decidía siempre retirarse.

 

No sabia que hacer, necesitaba el trabajo urgentemente, ya que su familia dependía de ella. Sus padres ya estaban mayores y no podían trabajar. Por eso todos los días lloraba desconsoladamente porque Dios la había hecho tan fea.

 

Como ya era costumbre, Juana se despertaba temprano para dejarles todo listo a sus padres. Los arreglaba y les daba de desayunar, después se arreglaba, le pedía prestado el periódico a Doña Amalia quien trabajaba en un puesto de revistas en la esquina de una avenida, señalaba con un lápiz las posibles ofertas y se iba caminando en busca de las direcciones para dejar su solicitud de empleo.

 

Al llegar a "Casa Armendáriz", una empresa destinada a surtir a los abarrotes, entro lentamente... primero quería supervisar que nadie mas estuviera ahí. Lo hacia porque pensaba que sus posibilidades disminuían teniendo otra rival; su inseguridad por su fisico era notable y lo peor es que todos se lo hacian notar.

 

Esa mañana la recibió la secretaria, _dígame. Juana le comento que iba por el anuncio del periódico. La mujer la mira con asombro, la reviso de pies a cabeza y después sonrió irónicamente. _¿por el puesto de publicista?. La joven agacha la vista y contesto: _sí. La secretaria no dejaba presentar esa sonrisa burlona, como alguien tan fea tenia el descaro de presentarse para un puesto importante y por supuesto le mintió al decir que el puesto ya había sido dado, no sin antes agregar que se lo habían dado a una señorita muy bonita y agradable.

Juana solo dijo: -gracias. Retirándose con un nudo en la garganta por la forma en como fue tratada. Muchas veces se sentía discriminada, no entendía porque nadie se interesaba por sus conocimientos, algunos ni siquiera querían recibir su solicitud. ¡Vaya ironía!, en la escuela de publicidad sus maestros siempre la felicitaron por ser la mejor alumna, incluso un día su maestra comento a la clase: _Deberían aprender a Juana, siempre tan dedicada, ella rápidamente se va a colocar en un puesto importante, en cambio ustedes... y señalaba a los menos aplicados. Y ahora... si, los menos aplicados estaban trabajando en las mejores empresas y ella aun seguían buscando.

Mientras caminaba desanimadamente, veía los negocios y revisaba si tenían un letrero en donde solicitaran empleados. En una torteria había uno que decía: "se solicita empleada de 18-25 años sin hijos", se solicita personal menor de 25 años, "se solicita persona joven"... sì, de alguna forma las empresas discriminan a los adultos, a las mamàs y a las personas de mas de 25 años. ¿Qué acaso son son inservibles?. Y le entraba una furia por todo eso que leía. Ella no tenia hijos pero no le daban el trabajo, tenia 23 años y era joven... ¿entonces que faltaba?. Ser bonita, ser bonita y estar: delgada. Corrió por varias cuadras ocultando su llanto y en cuanto entro a su casa se soltó llorando.

 

Su mamá al verla así, le pregunto: _¿qué te pasa hija? ¿por qué lloras?, ¿acaso alguien te dijo o hizo algo malo?. -No mamá, lo que pasa es que me desespero por no encontrar trabajo, esta muy difícil, han cerrado muchas empresas y... Juana ya no dijo mas para no preocupar a su madre, le dio un beso en la frente y le dijo: _no te preocupes mami, mañana quizás. Aun así su mamá se deprimía, porque su hija andaba sufriendo buscando un trabajo y ella ya no podía hacer nada, el dolor de sus manos por la artritis era insoportable, además de que padecía de diabetes al igual que su esposo. Afortunadamente contaban con un dinerito que tenían ahorrado, pero este ya se estaba acabando, a lo que Don Anselmo replicaba: _ya no sirvo para nada, solo para dar preocupaciones, el dinero ya se nos esta acabando y esta pobre muchacha, no consiguen nada, pobre de nuestra hija, lo que tiene que pasar por nuestra culpa.

 

-No papá, no digas eso, ustedes ya me dieron mucho, veras que las cosas van a cambiar, no se desanime. Claro que sus palabras eran de dientes para afuera, porque Juana era la mas deprimida de todos.

 

Señorita Dulce, las solicitudes que me ha entregado para el puesto no llenan los requisitos, revíselas bien antes de pasármelas, no puedo estar perdiendo el tiempo, me urge encontrar a la persona que cubra a Antonio porque recuerde que  ya se va. No puede posponer su boda por nosotros. Comenta el Gerente medio molesto porque no llega ese "alguien talentoso", camina de un lado para otro cerciorándose que no deja ningún pendiente antes de retirarse, se revisa los bolsillos tocando por fuera para ver si lleva su cartera y el celular. Y expresa: _bueno, me retiro. Si hay algún asunto urgente llámeme, pero solo si hay algo urgente porque voy a estar con unos clientes. Y se retira del lugar para subirse a su camioneta negra de lujo.

 

Juana ya había visitado algunos negocios esa mañana, tenia mucha sed pero no contaba con dinero suficiente para comprarse un refresco, así que tenia que aguantarse y seguir.

 

Sin que se diera cuenta ya estaba en un sector de la ciudad de gente nice, cuando se percato de ello volteo a todas partes para ver por donde se regresaba. No iba a pedir trabajo ahí, era obvio que no la iban a contratar. Cuando trato de cruzar la calle no se dio cuenta que venia una camioneta, esta freno de golpe para no atropellarla. Rápidamente se bajo el chofer para ver que le había pasado a la chica, como vio que se le habían caído sus papeles por el susto que se llevo, le ayudo a levantarlos. Fue en ese instante cuando se percato que la joven era publicista. Entonces volteo rápidamente a verla y le dijo: _¿estas buscando trabajo?. La muchacha lo mira extrañada y con voz tímida le dice: _sí. Espera le comenta el hombre, voy a estacionar mi camioneta, espérame en ese restaurante.

 

Juana no podía creerlo, de pronto se sintió entusiasmada porque alguien se había fijado en ella y ese alguien no se veía cualquiera, era una persona importante por el atuendo y la camioneta que traía. Lo espero en la entrada del restaurante hasta que este llegara.

 

Cuando llego el hombre la invito a entrar, jalo la silla para que se sentara y observo su reloj. Faltaba media hora para que llegaran sus clientes, tenia el tiempo exacto para platicar con la chica y explicarle sobre el giro de su empresa por si a ella le interesaba.

 

Pidió dos refrescos y fue hasta que se los trajeron cuando empezó. _¿Cómo te llamas?. _Juana, Juana Félix López. Muy bien Juana, mira... hace algunas semanas que he estado buscando una persona para que cubra a uno de mis empleados, el puesto que solicito es precisamente de publicista. Ella seguía cada una de las palabras con una mirada de emoción, su corazón latía y sus manos sudaban. Se las secaba en su pantalón, al fin y al cabo que el hombre no se daba cuenta porque el mantel de la mesa la cubría.

 

­_¿Conoces la empresa "Casa Armendáriz"?. La muchacha lo mira desconcertada. _Sí. ¿Qué pasa? Dijo el hombre, porque me miras así. ¿no te interesa?. Si, mucho contesto Juana. Lo que pasa es que hace poco fui y me dijo la secretaria que ya tenían a la persona, no me quiso recibir mi solicitud. Pero... ¿cómo? Expresa indignado el hombre. Déjame y lo arreglo. Ahorita estoy esperando a unos clientes, por eso ya no te puedo atender, pero te espero mañana a las 8:00 en la empresa.

 

Juana no podía creerlo, su cara lo decía todo. _No se preocupe señor, ahí estaré.

 

A la mañana siguiente el Gerente de "Casa Armendáriz" manda llamar a su secretaria. Le manifestó lo molesto que estaba por su comportamiento y le expreso que no podía tener en ese puesto a una persona a la que no le tuviera confianza. Le dio su liquidación conforme a la ley. Dulce no podía creerlo, ¿cómo se había enterado el hombre sobre aquella mujer tan fea que había solicitado el puesto?.

 

Cuándo llego a la recepción vio a la mujer ahí, ¿y tu que haces aquí?, ¿acaso seguiste al gerente para irle con el chisme?, de seguro por compasión te va a dar el puesto ¿verdad?. En eso el Gerente iba bajando, se dio cuenta de cada una de las palabras dichas por su secretaria.

 

Me da lastima, señorita Dulce lo perversa que puede ser usted. Esta joven, estoy seguro, que es la mas indicada para ocupar el puesto de Antonio. Es amable, inteligente y se que voy a encontrar mas atributos en ella. _Gracias señor, vera que no se va a arrepentir de haberme contratado. Lo se Juana.

 

En menos de cinco meses, Juana ya había demostrado lo capaz que era para el puesto, El Licenciado Montaño estaba mas que satisfecho por el desempeño que esta había tenido, los clientes la admiraban y le hablaban respetuosamente. Ella estaba feliz, el destino la llevo a ese lugar cuando más deprimida estaba, pero fue su desempeño y sus cualidades como ser humano la que la hicieron ganarse el puesto.

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Si no eres bonita no busques trabajo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.