Avisar de contenido inadecuado

PRESA DE MI HISTORIA

{
}

AUTOR: MARU BUELNA

No vivì la mejor niñez que una persona hubiera querido. Mis padres aunque me daban todo lo que les pedìa; jamàs tuvieron tiempo para mi.

No fui de aquellas niñas a las que se les llena de amor y buenos momentos. Asì que desde muy temprano iniciè con el alcohol y luego las drogas.

_Tù tienes la culpa, el dinero no nos alcanza porque malgastas en tonterìas.

_¿Si?, de seguro no nos alcanza porque tienes a otra. ¡Estoy segura!.

Siempre esos gritos, puros pleitos. ¡No se puden callar!. No sè porque la gente se casa si no saben vivir en pareja, porque las cosas... jamàs son parejas.

No fui una chica bonita, ni de las màs populares de la escuela. Ningùn hombre se fijaba en mi hasta que apareciò Mario; creì que era el amor de mi vida hasta que lo vì besando a Andrea. ¡Fui su burla!. Asì que aceptè a probar por primera vez las drogas.

Era muy divertido escapar de la realidad, me sentìa la mujer màs hermosa y querida del mundo y... me fui haciendo tan dependiente de ella que cada  dìa me costaba màs trabajo poder comprarla, asì que aceptè venderla para poder tener: mi dosis diaria.

Mis padres ignoraban en lo que me estaba convirtiendo: alcohòlica, drogadicta y vendedora de drogas.

La vida da muchas vueltas y Mario volviò... lo perdonè porque a veces las mujeres hacemos cualquier estupidez con tal de estar con el hombre que amamos.

Y el odiota me volviò a engañar; asì que no dejè que hubiera una tercera vez y decidì eliminarlo con una sobredosis de cocaìna. Aunque lo hice de forma discreta luego la gente empezò a sospechar de mi y me detuvieron.

Mi primer dìa en la càrcel parecìa no acabar, era un infierno. De bienvenida me recibieron con golpes. Las custodias me insultaban, ya no tendrìa un nombre sino un nùmero. ¿Mis padres?, prometieron que jamàs me visitarìan, habìa muerto para ellos. Asì que tendrìa que vivir esta etapa de mi vida sola.

Recuerdo que me bañaba con agua frìa y sucia, comìa un tipo de sopa que parecìa engrudo y hacìa del baño a la vista de todas. Nadie sabe que es vivir en el infierno hasta que caes en la càrcel, no duermes ni vives igual.

Sè que cuando quede en libertad nadie me va a estar esperando y que probablemente vuelva a las drogas, ya que mi estilo de vida. En la càrcel tambièn las encuentro, las mismas custiodias nos la consiguen.

Cuando me pongo a pensar en mi pasado para justificar mi vida y mis acciones le echo la culpa a mis padres porque... si ellos hubieran estado al pendiente de mi, nunca me hubiera sentido tan sola y tan acomplejada.

La psicòloga del penal me dijo algo que me hizo reflexionar: "Es muy fàcil culpar a otros por nuestros errores pero en nosotros està en còmo queremos dirigir nuestra vida y nuestro destino".

Si yo hubiera me hubiera querido, los demàs tambièn lo hubieran hecho y no me sentirìa tan sola como hoy en donde me siento: pesa de mi historia.

{
}
{
}

Deja tu comentario PRESA DE MI HISTORIA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.