Avisar de contenido inadecuado

PRESA DE MI HISTORIA Autor: Maru Buelna

{
}


Los días pasan, no hay alguna diferencia entre el lunes o el viernes, entre enero o diciembre.
Mis sentimientos han quedado inertes… ya no reconozco la diferencia entre el estar feliz o triste; no conozco el amor ni el odio. Todo lo que alguna vez conoció mi mente y mi corazón ha quedado ausente.
El mundo que ahora vivo no tiene color ni forma pero representa un pasado y un presente turbio.
Estas rejas me esclavizan y voy muriendo poco a poco. Toda esta pesadilla tortura mi mente a todas horas del día…
Nadie habla con las presas, nadie nos escucha, nadie nos entiende. La vida nos jugó ese juego del que no es fácil liberarse y más cuando se vive en México.
Esta es mi historia…
Nunca fui la más popular ni la más bonita, a veces me sentía como si fuera el peor error de mis padres. Nunca obedecí a mi madre, siempre la creí una exagerada y que todos sus regaños o castigos estaban fuera de lugar.
Cuando conocí a mi grupo de amigos me sentí tan afortunada porque había chavos que eran como yo; estaba plenamente identificada con ellos.
(Drogada) ¡Mmmm que delicia! Este olor me lleva a las nubes, es bonito volar. Vamos a volar… ¿soy bonita?. Soy hermosaaaaa.
(Habla por teléfono muy alterada) Necesito esto, no puedo dejarlo, ¡por favor!, ahorita no tengo dinero… ¡no me hagas esto!. ¿Prostituirme? ¡estás loco!. (cuelga el teléfono)
(Se queda pensativa) No hay remedio, es lo único que puedo hacer para conseguir dinero, necesito un pase, ¡lo necesito!. (Busca en su casa dinero) Nada, no hay nada, nunca hay nada. ¿Qué hago?. (Se detiene por un momento, luego toma el teléfono) Matías, soy Alejandra, estuve… estuve pensando tu propuesta sobre… bueno, sobre lo que me dijiste y… bueno, acepto.
Y ahí estaba frente a un desconocido, todo por un poco de dinero para poder drogarme. Fue la cosa más asquerosa que pude haber hecho, no sé cuántos hombres pasaron por mi cuerpo, aun puedo sentir el olor de cada uno de ellos, su aliento sobre mi y esos gemidos de desesperación por haber poseído a una mujer joven como yo.
(Llora) si, estoy arrepentida, muy arrepentida. ¿Qué hubiera pasado si hubiera salido embarazada o me hubieran contagiado de alguna enfermedad?, puse en riesgo mi vida todo por la maldita droga y ahora estoy sola, completamente sola. (Llora desolada).
(Habla por teléfono) Venderla, es la solución a mis problemas, además así gano más y puedo sin problemas fomentar “mi vicio”. Dime como le puedo hacer. Está bien, te veo allá.
Fue fácil distribuirla, era una excelente negociante pero un maldito me puso un cuatro. Por eso estoy aquí, por culpa de ese ¡idiota!.
Estos pasillos son muy deprimentes, hay muchas mujeres como yo que se encuentran solas, nadie viene a vernos. Cuando mis padres se enteraron de la vida que estaba llevando se alejaron de mi. Algunas chicas tienen a sus esposos o a sus parejas que no las han abandonado, otras van al reclusorio de varones para visitarlos. Yo no conocí el amor; las caricias y besos que recibí fueron de hombres desconocidos que solo buscaban sexo. ¿Qué será el amor?.
Voy a pasar muchos años aquí y a pesar de que hay talleres en los que pueda distraerme ninguno me motiva, por eso paso la mayor parte del tiempo encerrada en mi celda, lamentándome de lo que pude hacer y no hice, de la “hermosa familia” que me tocó y de no ser tan agraciada físicamente.
¿Porqué nací?. Si mi vida está llena de lamentos desde que tengo uso de razón. Nunca tuve amigos verdaderos, en la escuela todos se burlaban de mi, mis padres siempre me regañaban y siempre me comparaban con mis hermanos. Jamás fui atractiva para ningún hombre, no vestía a la moda y quienes se decían mis amigos me abandonaron en cuanto supieron que estaría presa.
Nada puedo pedirle a la vida ni a la gente, todas aquí echan pleito por todo, a veces mal comemos de eso a lo que le llaman “el rancho”.
Hoy, hoy no tengo ganas de nada, me siento muy triste. Ya nada tiene sentido… estoy presa de mi historia.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario PRESA DE MI HISTORIA Autor: Maru Buelna

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.