Avisar de contenido inadecuado

Totalmente aburrida: Maru Buelna

{
}

Aquì me encuentro hoy, postrada en esta mullida cama mientras sigo escuchando el aguacero. No puedo salir, las calles se encuentran inundadas y este silencio que hay en la casa me està poniendo histèrica.

Tomo un libro del baùl. Ahì los tengo guardados, en un baùl que perteneciò a mis abuelos y que me encanta. De todas mis pertenencias, es lo que màs aprecio no por su valor, sino por lo que para mi representa: ahì escondo mis cosas, sòlo mis cosas. Nadie màs puede inmiscuirse ahì.

Esta vez no me llamò la atenciòn el ibro, en realidad no tengo ganas de leer; me encuentro totalmente aburrida. Opto por encender la televisiòn... lo mismo de siempre: venga la alegrìa y otras babosadas màs de varias televisoras. Nada interesante.

Quizàs el escuchar mùsica me reanime un poco. Podrìa ser... mmm quizàs Jenny Rivera, Yuridia, Gloria Trevi. Mejor Alejandra Guzmàn, sì. Ultimamente hay una canciòn de ella con la que me identifico o que la relaciono a mi vida que es la de "quiero estar contigo", no dejo de ver el video en youtube. No, si Ale es una de las mejores artìstas que tiene Mèxico.

Tarareo la canciòn una, dos y hasta cinco veces; mientras recuerdo imàgenes de aquella persona tan especial en mi vida. El amor... ¡oh, el amor!. En realidad ¡què idiotas nos pone!. ¿Por què?, porque cambiamos de sentimientos de un dìa para otro o en ese mismo instànte.

Lloramos, reìmos, nos enojamos, perdonamos, odiamos, nos morìmos, nos humillamos, nos desgarramos y cogemos... alguna que otra infecciòn que hasta podrìa acabar con nuestra vida. Y ahì estamos de nuevo... tratando de conquistar o dejàndonos seduccir por un susodicho que apenas conocimos en un antro de dudoso prestigio.

Bueno, pero en ocasiones en lugar de estar soportando esta maldita aburriciòn;  es mejor aburrirte con alguien màs, aunque sea con el feo de la esquina o el borracho de enfrente.

¡Què hacer! ¡Què hacer! ¿llamar a los amigos?... no. No tengo ganas de escuchar sus miles de problemas. En esta ocasiòn no quiero ser: Doctora Corazòn. Verè algunas pàginas de internet para distraerme un rato, probablemente entre algùn "ciber amigo" con el que pueda pasar por lo menos los ùltimos 20 minutos. No màs tiempo apenas que me estè divirtiendo.

Recuerdo como estaba horas en latinchat;  platicaba y platicaba quien sabe con quienes... ahora esas cosas ya no me llaman la atenciòn, se me hacen perdida de tiempo. Quiero algo màs real, màs emocionante... como hacer el amor en un lugar apartado de la ciudad mientras la lluvia cae en nuestros cuerpos.

Y esta lluvia que no ha de parar por lo menos hasta el dìa de mañana, eso comentaron en las noticias. Si pudiera ser como los niños que siempre buscan como entretenerse... pero no, ¡ya estoy vieja para esos trotes! dirìa mi abuela.

Adelantè algunos temas de la escuela, pero con tanta inasistencia por esta tormenta, me atrasarè un poco. Luego tengo que hacer màgia para recuperar las horas perdidas. ¿Horas perdidas? ¡vaya frase!, ¡cuàntas veces en nuestra vida no hemos tenido muchas horas perdidas!. Pero hay quienes viven asì, perdiendo miles y miles de horas... y yo con estas pocas ya me estoy muriendo. Siempre he dicho que le faltan horas a mi vida porque nunca me alcanza el tiempo, y en estos momentos lo tengo de sobra.

Me irè a las casas a preguntarle a la gente: ¿còmo ocupa su tiempo de aburriciòn?. Quizàs con las ideas que me den pueda hacer algo màs productivo. Pero... la señora de la casa verde me dirà que tejiendo y eso de la costura no se me da, ni siquiera las manualidades. Doña Raquelito recomendarà el hacer pasteles, pero aparte de que no como eso desde hace un buen tiempo para no seguir engordando como un cerdo o como digo yo: ponerme como globo, tampoco se me da lo de la reposterìa. No, si digo, no soy una mujer normal. Sòlo una mujer que trabaja y que de la casa no sabe hacer muchas tareas, tareas del hogar.

Creo que eso de preguntar no me llevarìa a nada, todos ocupan su tiempo en sus interèses y ninguno de ellos es lo mio. Y afuera sigue lloviendo...

Gotas que caen fuertemente por el suelo mientras algunas de ellas se deslizan por las paredes o caen del techo. Mientras la calle se encuentra màs que hùmeda porque los charcos se han apoderado de ella. Con un viento singular que mueve cada una de las hojas de los àrboles. Y asì fuè que empecè a escribir està historia el dìa de hoy.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Totalmente aburrida: Maru Buelna

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.